contact@mextax.com.mx
(984) 803-5509

A partir de abril 2021, se aprobó la nueva ley de outsourcing en México, que regula cómo y en qué condiciones las empresas pueden llevar a cabo subcontratación. Entender este cambio legal es una necesidad urgente para todo tipo de empresas, desde las que proveen servicios hasta las que los contratan, con tal de comprender a fondo la legalidad de sus operaciones y sus oportunidades de aquí en adelante.

¿Qué es el outsourcing?

En primer lugar, necesitamos tener claro qué significa outsourcing. En el ámbito empresarial, este término es sinónimo de subcontratación y externalización. Se refiere al proceso y modo de trabajo en el que una entidad transfiere ciertas tareas a otra. Por ejemplo, cuando una empresa contrata a una agencia de marketing para que lleve a cabo sus esfuerzos de comunicación y mercadotecnia, está haciendo outsourcing.
En práctica, la Empresa 1 necesita asegurarse que ciertas tareas se realicen, pero no tiene la capacidad de contratar a uno o varios empleados para que las haga, ya sea por motivos económicos o de especialización. Por ende, contrata a Empresa 2, que a su vez contrata al empleado.
Un modelo de outsourcing frecuente en México es aquel en el que los empleados laboran como si fuesen empleados de Empresa 1 en todo menos lo legal, pues el papel de patrón lo lleva Empresa 2. Este tipo de outsourcing es el que se vuelve ilegal a partir de la nueva ley.

¿Qué dice la nueva ley de outsourcing en México?

El Diario Oficial de la Federación publicado el 23 de abril del 2021 prohíbe la subcontratación laboral a través de reformas, adiciones y derogaciones a diferentes leyes.
Específicamente, afecta la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los trabajadores, el Código Fiscal e la Federación, la Ley del Impuesto sobre la Renta, la Ley del Impuesto al Valor Agregado y la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.
En lo que concierne y afecta a las empresas, estos cambios hacen ilegal cierto tipo de outsourcing, mientras regularizan otro.

El medio de comunicación Milenio lo resume así:

Con las reformas aprobadas por el Congreso, queda prohibida la subcontratación de personal, por lo que ahora las agencias empleadoras o intermediaros podrán participar en el proceso de reclutamiento, selección y capacitación de empleados, pero no serán considerados patrones, pues ese papel corresponderá únicamente a la empresa para la que la persona trabaja.
Además, se permitirá la subcontratación de servicios especializados que no formen parte de la actividad preponderante, pero deberá formalizarse con un contrato por escrito, señalando el número de trabajadores que participarán y la empresa tendrá que estar previamente registrada ante el padrón de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS).

En esencia, lo que esto significa es que está prohibido el tipo de outsourcing que coloca individuos cuyo empleo y contratación va por dos entidades diferentes.
Sin embargo, si la subcontratación es para servicios especializados y no aquello que regularmente haga la empresa que contrata, entonces continúa siendo legal, siempre y cuando se regularice.

Contrato o quiero contratar vía outsourcing, ¿qué puedo hacer?

Si actualmente o en un futuro deseas llevar a cabo outsourcing en México, es muy importante asegurarte que lo hagas bajo lo permitido en la nueva ley.
Asegurar esto depende en gran medida de la situación particular en la que te encuentras. Considera las siguientes opciones y selecciona la que más se apega a tu caso.

Contrato o quiero contratar a un servicio de personal

Contratar a un empleado es una tarea complicada. Involucra planear puestos, postular vacantes, entrevistar candidatos y confiar en la decisión final.
Por eso, en México existen agencias de reclutamiento que se encargan precisamente de esas tareas. Hasta ahora, muchas también se encargaban de la contratación y nómina del empleado, pero de ahora en adelante, no podrán hacerlo. Sin embargo, eso no significa que el resto del sus servicios queden descartados.
Si actualmente tienes personal bajo esta modalidad, sería necesario revisar y rectificar tus operaciones. Si deseas hacerlo en un futuro, contempla que la agencia de reclutamiento puede ayudarte en todo menos la contratación y nómina de tu personal.

Contrato o quiero contratar servicios especializados

En muchos casos, el outsourcing no se realiza por motivos de planeación fiscal y operativa sino por la especialización de las labores.
Por ejemplo, una empresa manufacturera podría contratar servicios de subcontratación de empresas especializadas en seguridad, limpieza o banquetería. Todas estas son necesidades que podría tener la organización, pero que no se encuentran dentro de sus actividades ni del expertise de sus directivos y gerentes. Por lo tanto podrían no tener la capacidad de contratar de forma adecuada y directa a empleados de esos rubros, y la opción de subcontratar se vuelve atractiva.
Si te encuentras actualmente o deseas en un futuro estar en esta modalidad, de lo único que deberás asegurarte es que todo esté de acuerdo a las nuevas regulaciones con los registros correctos.

Me gustaría contratar servicios de nómina

Muchas empresas hacían uso de las modalidades de subcontratación que ahora están prohibidas bajo la nueva ley de outsourcing en México. Ahora, se encuentran en una situación difícil, con tareas y responsabilidades respecto a cómo llevar la nómina y la planeación fiscal de sus operaciones.
Muchas otras contemplaban la opción, y ahora no podrán llevarla a cabo como planeaban.
En Mextax, podemos ayudarte con servicios de nómina e impuestos. Con nosotros, podrás regresar a enfocarte en lo que más te importa de tu negocio.
Ponte en contacto con nosotros y en breve un asesor te ayudará.

Open chat